Tírate a la piscina (y no te pegues un planchazo)

Se acercan las vacaciones y parece que tenemos más la cabeza en la búsqueda de un apartamento en el Airbnb en una isla desierta que en los trabajos que te quedan por cerrar hasta acariciar los maravillosos días de descanso. Antes de hacer los bártulos y colgar el ansiado cartel planifica bien tu actividad en las redes sociales, esa piscina abierta todos los días del año, 24 hours-party-people en la que todos queremos zambullirnos y lucir bien el palmito.

  1. Operación bikini en dos días. Todos queremos incrementar los seguidores de las redes YA. Y yo quiero tener un body perfecto en dos días, aunque me he pasado todo el invierno zampando donuts y no me he enterado de que mi gimnasio cerró hace dos años. No, no puede ser. Y no, no existe esa aplicación que te incrementa los seguidores en horas en twitter y Facebook. El trabajo en redes es lento, pero eficaz, si sabes hacerlo bien. Los community managers gozan de un agradecido trabajo, porque cada vez hay más posibilidades de implementar publicidad en las redes más usadas. En Facebook funcionan de miedo y se ha convertido ya en un sustituto de la publicidad convencional para empresas grandes y pequeñas. Dinerito, un buen plan de redes, un poco de paciencia y vas a incrementar tus seguidores antes de que se te vaya el moreno.

 

  1. Bañarse en una piscina de hashtags: Es importante saber indexar tus posts. No revientes el Instagram de hashtags inútiles tipo #photo #holidays cuando ahí hay tropecientas mil personas y marcas que NO nos interesa tener al ladito y que son totalmente inservibles. Intenta indexar bien tus mensajes, usando un máximo de dos hashtags (sí, dos), bien pensados y que te ayuden a situar tu mensaje en las conversaciones que te interesan. #Dejadeusarhashtagstontunos que dejan tu imagen de community a la altura del betún. Y un detalle: escríbelos de forma en que se #LeanMuyBien, Sé elocuente y elegante y tírate de cabeza.

 

  1. El youtuber, el mejor nadador: Si quieres convertirte en un youtuber y lanzar la marca de tu empresa, la mejor forma de hacerlo es con trabajo constante. Planifica un calendario de subida de vídeo, colabora con otros youtubers, pues hay foros donde conectar y relacionarte. Participa en eventos y muestra tus cualidades y los de tu marca. Es un trabajo duro y requiere un sacrificio, se necesita estar motivado. Ser youtuber se ha convertido en casi una profesión, muchos usuarios que se iniciaron de una manera aficionada han visto aumentar sus ganancias. Parece que el río suena, así que nunca es tarde si la trucha es buena.

 

  1. El chulo piscinas: Ese hombrón guapo y fornido que puede llevarte al éxito es el influencer. Y lo sabes. Lo ves ahí paseándose en el filo de la piscina, con su mojito y estás deseando susurrarle tu marca al oído. Pues échale cara, ponte tus mejores ropas y enamóralo. Cuidado: asegúrate de que sea un auténtico influencer y no un chulo de tres al cuarto. Investígalo y ten la certeza de que es tu media naranja. Estás vendiendo tu marca a sus encantos y no puedes fallar.

comments.php

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

La Chincheta