¡Quiero un viral!

CLIENTE: Hola, buenas tardes. Querría un viral.

AGENCIA: ¿Cuántos le pongo?

CLIENTE: Espero que no se esté riendo mí…

AGENCIA (con la cabeza gacha): Dios me libre Sr. Cliente… ¿Se los preparo yo o lo hace usted mismo?

CLIENTE: Depende. Si me garantiza que si lo hace usted vamos a conseguir vender más… Y de paso dígame… ¿Cuánto cuesta?

AGENCIA: Bueno, tendríamos que ver qué tipo de audiovisual necesita para cumplir sus objetivos. La mejor opción no siempre es un vir…

CLIENTE (interrumpiendo a la agencia): ¡Le he dicho que quiero un viral!

AGENCIA (subiendo el tono de voz): ¿Ha probado usted de ir a una pitonisa para pedirle el boleto ganador de la lotería? ¿Y le ha tocado? Pues lo que usted le está pidiendo a esta pitonisa es el premio sin haber jugado…

CLIENTE (con la cabeza gacha): Bueno, no se ponga usted así. Cuénteme, cuénteme…

Hoy en día, cuando cualquier persona con un Smartphone puede hacer un vídeo y subirlo a Youtube, parece sencillo conseguir millones de visualizaciones, propagándolo como un virus en muy poco tiempo. Estamos acostumbrados (y quizás ya algo cansados) de compartir vídeos de gatitos, perros y niños que hacen monerías… Así que como no tengamos una clínica veterinaria o una guardería, poco viral vamos a generar. Pero quizás exista una oportunidad para las marcas. ¿Y si hacemos un vídeo ingenioso, usando el humor y/o las emociones…? No hay una fórmula mágica para que un vídeo triunfe, aunque sí hay algunos aspectos a tener en cuenta si queremos que nuestro vídeo se comparta.

  1. La idea

La historia es lo primero. Debe ser original, inspiradora, emotiva, presentarse de una forma distinta, mostrando un momento especial o único. ¡Un viral es el WOW de los vídeos! Por eso no todas las empresas quieren un viral. Para hacer un viral hay que atreverse a llamarle “Potorro” a tus conservas… Por cierto, ellos no han hecho un viral, se han hecho virales. Hay que sacrificar muchas cosas para querer un viral, entre ellas muchas veces hasta la propia marca. Por eso, cuidado con lo que deseamos… Y, por favor, que alguien le explique al Presidente de la compañía que un busto parlante no es viral.

  1. Menos es más

Lo ideal es un vídeo corto -de menos de 2 minutos-, con un mensaje claro y que capte la atención en los primeros 7 segundos. ¿A qué parece fácil? Pues no lo es.

  1. ¡Súbelo!

Pero súbelo bien. Elige el momento: los martes y miércoles parece que son buenos días para hacerlo, pero no te quedes con eso, investiga a tu público para saber qué días y horas está más conectado y dale al “On”. Que la primera imagen que se muestra del vídeo en Youtube sea atractiva. No olvides un buen título (sugerente), una buena descripción y escoger la mejor miniatura. Además deberá estar bien etiquetado y categorizado.

  1. Aquí has venido a hacer amigos…

Enlazar y pedir enlaces. En eso consiste hacer amigos en la red. Si tú no compartes, los demás no lo harán.

  1. Paciencia y ¡suerte!

Solo queda esperar. Dale tiempo a Youtube, a veces puede tardar unos días en funcionar. La gente hace otras cosas además de darle al “Me gusta” (aunque a veces no lo parezca).

Nota: Si tu vídeo se ha hecho viral gracias a nuestros consejos, por favor comunícanoslo. Podremos alardear de ello ante nuestros clientes 🙂

comments.php

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

La Chincheta