Crowdfunding: escoge tu propia aventura

Te levantas un día de la cama, sudando, y por un momento piensas que estamos en mayo y todavía no has quitado el nórdico de la cama. Sacudes tu cabeza mojando la almohada y te das cuenta de que has tenido tu momento eureka mientras dormías. Aaaah… el ansiado momento de cualquier creativo o cabeza loca. Quieres empezar un nuevo proyecto y encima, oye, es el mejor proyecto que se te ha ocurrido en toda tu vida (claro, siempre lo es, y nunca has entendido el palabro “subjetividad”). Ahora solo necesitas encontrar quien te lo financie. Sientes un sudor frío recorriendo tu frente que traspasa todo tu cuerpo.

Si quieres que esta historia continúe, pasa a la página 2. Si quieres resignarte y dar por acabado tu sueño, sigue con tu vida mundana y deja de leer.

Seguro que todos giraríamos a la página 2, como en aquella colección juvenil de los 80 que nos volvía locos, en la que podías arriesgarte y escoger tu propia aventura, siguiendo tus instintos. Muchos leíamos en voz alta esas historias y librábamos las batallas con nuestros amigos, tras una partida de canicas, esperando vencer las vicisitudes que proponían los guionistas de esta maravillosa colección.

La aventura de la nueva era se llama Crowdfunding o la financiación en masa de un proyecto, una potente herramienta que nos sirve de campaña de marketing, nos valida nuestro producto o servicio, fideliza a nuestros clientes más acérrimos y hace posible lo que parecía imposible. Se trata de convertir una gran idea en un proyecto o un prototipo en una realidad. El sueño que todo emprendedor o loco de las colinas quiere alcanzar. Por suerte, el crowdfunding está al alcance de todos y los datos así lo demuestran: millones de personas en todo el mundo lo practican (sí, como el running, pero sudando más) y más del 75% de los proyectos alcanzan el éxito con el apoyo de menos de 200 personas. Sí, es cierto que parte de este apoyo proviene de familiares y amigos, pero el grueso llega de desconocidos que confían en una persona y en una idea, lo que aporta una motivación extra a los creadores.

Un ejemplo: MOZ and I es un documental producido por LaChincheta Comunicación que quiere retratar la figura del fan a través de la historia del Dj Luis Le Nuit (Barcelona) y su pasión por Morrissey (The Smiths). A su vez, el documental recorre la transformación de la escena indie nacional y cuenta con el testimonio y banda sonora de grupos referentes: Los Planetas, Sidonie, Dorian, Hidrogenesse, The Primitives, entre otros. También se apoya en artistas gráficos que están en la cresta de la ola, como Lyona o Balu, y un puñado de Dj históricos de la talla de Amable o Viktor Ollé. El proyecto se lanzó en la plataforma de crowdfunding  “Verkami” hace poco más de un mes. ¿Resultado? Con 107 mecenas se han alcanzado 6.630 euros, un 10,5% más del presupuesto definido. ¿Y qué ha movido a todas estas personas a convertirse en mecenas? El poder formar parte de una aventura. Les hemos subido a nuestro barco, invitado a formar parte de nuestro sueño y nuestra pasión. Les hemos propuesto girar página y les hemos dado protagonismo en esta historia. ¿Título del libro? “MOZ and I, la historia del Dj Luis Le Nuit”.

comments.php

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

La Chincheta